Ads Top

PRESENTARON NUEVOS DESCUBRIMIENTOS EN HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

La Universidad Nacional de Trujillo, el Patronato Huacas del Valle de Moche y Fundación Backus, estuvieron nuevamente reunidos para presentar los nuevos descubrimientos en el sitio arqueológico Huacas del Sol y de la Luna.

A lo largo de 22 años de investigaciones y excavaciones continuas, el equipo del Proyecto Huacas del Sol y de la Luna, liderado por sus Directores, Santiago Uceda y Ricardo Morales, han venido presentando importantes hallazgos que permiten conocer cada vez más sobre el desarrollo de la cultura Moche en el norte del país.

En esta oportunidad, los arqueólogos explicaron que las recientes excavaciones en el lado este de la plaza ceremonial de la Huaca de la Luna han puesto al descubierto una nueva estructura que conforma el sistema de acceso al templo. A raíz de este hallazgo, se puede afirmar que el acceso al templo tenía un conjunto de espacios previos donde se debieron realizar ritos o ceremoniales para conformar el ceremonial mayor del sacrificio humano.

En esta arquitectura, se han hallado dos murales pertenecientes a diferentes edificios que constituyen el templo. El primero, corresponde al último edificio de Huaca de la Luna y representa dos personajes tomados de la mano y un panel dividido en cuatro secciones con personajes del panteón mochica, el cual se asemeja al “tema complejo” o “mural de los mitos”. El estado de conservación de este mural no se encuentra en óptimas condiciones, pero se puede observar en el panel central al Dios de las

Montañas, mientras que en el panel inferior, se observa una escena conformada por una forma escalonada, animales sagrados y diversos personajes del discurso litúrgico Moche. El segundo mural, fue identificado a partir de la limpieza de un pozo de huaqueo, correspondiente a un muro asociado al penúltimo edificio de Huaca de la Luna. Se trata de paneles pintados en dos secciones: una de color blanco y la otra con diseños de olas con escalonados y triángulos con la “manta raya”.

Este nuevo hallazgo resulta importante, ya que permite comprender como funcionaban los rituales al interior de la plaza principal. En el caso de esta arquitectura, habría funcionado como un espacio controlador para poder acceder a la rampa principal del templo; la misma que conduce al altar mayor en la que se realizaba la ceremonia de la presentación de la copa conteniendo la sangre del guerrero sacrificado.

Por otro lado, en el núcleo urbano del complejo arqueológico se ha descubierto una plataforma funeraria, donde se encontró una tumba moche perteneciente a un personaje con un ajuar funerario muy rico. Posee un cetro de forma piramidal (muy semejante al que tenía el Señor de Sipán) hecho en cobre, orejeras de oro, instrumentos de cobre, cuentas de piedra, tres mandíbulas de felinos con garras forradas de metal, 10 vasijas de cerámica, y un camélido ofrendado junto a los pies.

A la luz de estos hechos, se puede confirmar que este personaje fue enterrado a finales de la época Moche y que por sus ofrendas, el símbolo y autoridad que representa un cetro como parte de su ajuar funerario, en vida habría pertenecido a la élite mochica. Una vez más, este sitio arqueológico, Huacas del Sol y de la Luna, nos brinda una excelente oportunidad para continuar recuperando información sobre la historia local prehispánica.

Cabe mencionar que estos trabajos se realizan en alianza estratégica entre la Universidad Nacional de Trujillo y el Patronato Huacas del Valle de Moche, con el apoyo permanente del Ministerio de Cultura y la Fundación Backus.

.





















Con la tecnología de Blogger.