Ads Top

OIT RECHAZA PROPUESTA DE NUEVO RÉGIMEN LABORAL DEL SECTOR PRIVADO PERUANO

En agenda. Demandas de empresarios por flexibilizar condiciones laborales se analizan en foro regional de OIT. Perú preside la Reunión Regional.

Debate. Recomienda más bien que la discusión sobre las reformas estructurales en el campo del trabajo sea a través de un diálogo social entre el Estado, las empresas y los trabajadores, y no se quede en una mera imposición unilateral.

"No creo que la competitividad y la productividad de un país pasen por la reducción de salarios ni por la reducción de las condiciones de trabajo", fue la respuesta de Guy Ryder, director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) cuando se le consultó por la propuesta empresarial peruana para "combatir" la informalidad laboral.

Esta iniciativa suscrita por algunos gremios empresariales y expertos propone un régimen laboral paralelo, creado solo para que los trabajadores que hoy son informales pasen a la formalidad, pero bajo otras condiciones laborales.

La propuesta incluye mayor flexibilización en las modalidades de contratación; una remuneración mínima sectorial; gratificación y vacaciones menores respecto a los que gozan los trabajadores formales. Asimismo, los empresarios demandan una reformulación en la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo.

El máximo funcionario de la OIT explicó que este debate no solo se da en el Perú, pero consideró que sería ilegítimo cuestionar los derechos fundamentales de los trabajadores, aunque no desestimó que haya espacio para una discusión tripartita (Estado, trabajadores y empresarios) sobre los mecanismos de contratación.

"En América Latina el porcentaje del producto nacional que va al trabajo es muy bajo, más que en otras regiones, así que no creo que las mejoras en competitividad y productividad pasen por una reducción de salarios", aseveró.

En opinión de Guy Ryder, donde debe buscarse mejoras es en la formación de políticas que preparen a los jóvenes para los mercados de trabajo de hoy y del futuro.

Agregó que deben sumarse temas como las inversiones en el capital humano y la utilización de tecnologías de punta.

"Esos son los grandes temas, y repito que eso no quiere decir que el debate de las reformas del mercado de trabajo no sea legítimo y necesario, pero creo, y la experiencia me apoya, que esta clase de reformas tendrían normalmente que pasar por un proceso de diálogo social, y no por imposición unilateral", señaló.

Un hecho que destacó la OIT en la primera sesión del 18ª Reunión Regional Americana que se desarrolla en la capital es que el Perú debe apuntar a consolidar el Plan Nacional de Diversificación Productiva para reducir sus niveles de desempleo e informalidad de cara al Bicentenario.

"La clave del desarrollo del Perú es la diversificación de su modelo productivo", apuntó.
Sobrecostos laborales

Por su parte, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) desmarcó un poco su posición sobre el régimen paralelo propuesto por la Asociación de Exportadores (ADEX) y la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

Luis Salazar, presidente de  la SNI, sostuvo que son más partidarios de un régimen único para todos los trabajadores que de tener regímenes diferenciados, aunque mencionó que podría ser una salida.
Detalló que uno de los puntos más críticos que reclama el empresariado es que la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo es muy cara y no generaría un real beneficio para los trabajadores, además de elevar los costos de las empresas.

"Otro costo adicional es por Essalud y por el psicólogo ocupacional. Así se le va agregando la carga al sector formal que termina siendo el 20% del total del empleo en Perú. Todo lo que no sea un real beneficio para el trabajador por el propio desarrollo del país termina siendo un sobrecosto que quita competitividad, y quienes terminan ganando son los otros países", observó.

Salazar agregó que la llamada flexibilización laboral, también demandada por los empresarios locales, contribuye a generar puestos de trabajo formales y  competitividad.

El titular de la SNI reconoció que debe existir mucho diálogo y participación de todos los actores (gobierno, empresa y trabajadores).

Al respecto, el ministro de Trabajo, Fredy Otárola, aseguró que cuando los pedidos de la SNI lleguen al Congreso en forma de proyectos de ley, el gobierno a través de su cartera tomará una posición al respecto. "Por ahora el tema no está en nuestra agenda", señaló. "Obviamente, no va a haber formalización sin empleos decentes", agregó.

Otárola fue elegido presidente de la Reunión Regional. "Mi elección es un gran honor para  el gobierno del Perú y es para mí un privilegio personal ejercer esta función", dijo el titular de Trabajo.
Informal en lo formal

En tanto, Elmer Cuba, socio director de Macroconsult, alertó sobre una situación irregular del mercado laboral formal. Y es que de los cuatro millones de trabajadores, poco más de dos millones de ellos son informales. "Son informales laborales que trabajan en empresas formales mayoritariamente de los sectores comercio, construcción y de educación", detalló.

Explicó que esto se ha generado por la normatividad laboral y por el aprovechamiento de algunas empresas que incumplen la legislación y allí debe entrar a tallar la Sunafil.

"Aquí se genera un problema, pues si el Estado hace cumplir la ley estas empresas pueden cerrar", anotó.

Humala: Desde 2011 se crearon 793 mil empleos
Desde el segundo semestre del 2011 se han creado 793 mil puestos de trabajo en el Perú, destacó el presidente Ollanta Humala durante la ceremonia de inauguración de la 18ª Reunión Regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

De estos nuevos empleos, 250 mil están en Lima, mientras que 534 mil se ubican en el resto del país. "La convergencia entre política social y económica alcanzada por este gobierno ha demostrado que no es contradictorio favorecer la creación del empleo y darle mayores ingresos a la población", subrayó el mandatario.

Además, insistió en que la “aspiración fundamental” de su gestión es generar mano de obra calificada, a través de la educación y elevar condiciones de empleabilidad formal. “No queremos crecimiento a base de mano de obra barata, sino con trabajo y condiciones dignas”, manifestó.

Claves
La CGTP denunció que de manera inexplicable el gobierno, a través del Ministerio del Interior, negó las garantías a la movilización convocada para el 15 de octubre, cuyo destino era un hotel capitalino donde se desarrolla la Reunión Regional de la OIT.

La informalidad laboral en el país abarca a un 70% de la PEA. No obstante, el 43% de peruanos estarían por debajo del sueldo mínimo vital.

. .

.























Con la tecnología de Blogger.