Ads Top

EXISTEN 44 MIEMBROS DE RED ORELLANA SIN REQUERIMIENTOS JUDICIALES

La procuradora contra el Lavado de Activos, Julia Príncipe, advirtió que hay 44 personas de la red de corrupción de Rodolfo Orellana que siguen operando libremente, sin ninguna limitación judicial, pues afrontan el proceso judicial con orden de comparecencia simple.

En ese sentido, hizo un llamado a la fiscal Marita Barreto para que dicte las medidas pertinentes, tal como su despacho lo solicitó desde agosto pasado, a fin de evitar que estas personas puedan fugar u obstaculizar las investigaciones.

"Si bien es cierto tenemos capturados y con prisión preventiva a Rodolfo Orellana, Benedicto Jiménez, Ludith Orellana, los operadores ¿dónde están’, no tienen requerimiento. Lo que me extraña es que dicen que estoy saliendo a atacar, lo único que estoy haciendo es cumplir con nuestras funciones, soy abogada del Estado y tengo que defender los intereses del Estado", afirmó en Canal N.

Asimismo, refirió que hay 53 personas procesadas por este caso, pero un promedio de 50 empresas jurídicas todavía no han sido incorporadas a la investigación preparatoria.

Seguridad a fiscales
Por otro lado, la procuradora descartó que el ministro del Interior, Daniel Urresti, tenga alguna responsabilidad en una supuesta falta de seguridad de los fiscales, abocados a esta investigación, como lo dejó entrever en la mañana el fiscal de la Nación, Carlos Ramos Miranda.

Precisó que se trata de un tema de gestión y de competencia directa del titular del Ministerio Público.

Indicó, además, que esta situación no debe ser impedimento para seguir trabajando hasta sancionar a toda la red de Orellana.

"Es un tema de gestión que le compete directamente al fiscal de la Nación. Nosotros hemos trabajo muchos años en solitario, tres años sin protección, pero ahora cuento con personal de seguridad y en mi domicilio", afirmó.

Príncipe dijo que el caso Orellana demuestra que la corrupción ha ingresado a todos los niveles del Estado, por lo cual consideró necesario hacer todos los esfuerzos para combatirla.

. .






















.
Con la tecnología de Blogger.