Ads Top

POBLADORES DE CALEMAR PIDEN DONACIÓN GENERADOR ELÉCTRICO

Calemar es un apacible pueblo del distrito de Bambamarca, provincia de Bolívar, ubicado junto al caudaloso y torrentoso río Marañón, cuyos habitantes, unos 3 mil 500, carecen de sus principales servicios básicos y tienen muchos problemas. Esto fue comprobado por el vicepresidente de La Libertad, Luis Valdez Farías y el gerente general del gobierno regional Manuel Llempén Coronel

Ellos estuvieron allí el fin de semana último, en representación del presidente regional César Acuña Peralta, para dar inicio a la construcción del puente Calemar y son, seguramente, las primeras autoridades de este nivel en llegar hasta este lugar, considerando su lejanía y lo sinuoso y accidentado de la trocha que conduce hasta este lugar. Desde Trujillo hay entre 9 y 10 horas de viaje, en camioneta.

Tiene unos cien años de creación y sus pobladores carecen de luz, agua y desagüe. Su lejana ubicación y la falta de medios de comunicación, agrava la situación en que viven sus pobladores, los que ven limitadas sus posibilidades en temas de salud, educación y desarrollo. Pero esta realidad va a cambiar gracias a la construcción de un puente y de una carretera que los unirá con La Libertad.

La antes citada autoridad y el alto funcionario público gubernamental dialogaron con la población y las autoridades locales de este poblado y caseríos cercanos, prometiendo informar al presidente regional para que se adopten las acciones del caso.

El encargado del centro de Salud de Calemar, Juan Paredes Díaz, hizo conocer que carecen de energía eléctrica y que el generador que tenían se malogró hace muchos años y no puede ser reparado, por lo que solicitó de manera urgente la donación de un generador.

Este equipo les permitiría mejorar la atención de algunas emergencias médicas. Igualmente solicitaron la contratación de un médico, odontólogo, personal de limpieza y chofer para la ambulancia, además de implementos para el centro de salud.

También dieron a conocer su malestar por el recorte de un bono económico que recibían por estar trabajando en zona alejada, lo que ocurrió en mayo del 2014, desconociéndose una resolución ministerial que los consideraba como tal y sin considerar que muchas veces para atender a personas de caseríos lejanos tienen que ir en acémila o caminar durante muchas horas, asumiendo los gastos que ello requiera.

En este lugar se indicó que la zona en considerada como endémica de leishmaniosis (uta) y de malaria, al igual que los caseríos de Belén y Puyen, que están a 4 ó 5 horas de camino del centro de salud, lo que dificulta las acciones de salud preventivas del caso y las atenciones médicas. En el caso de uta, entre noviembre y diciembre se atendieron 25 casos de este mal y en enero otros 10.

En educación se les dio a conocer que el local de la I.E. 80116 “Ciro Alegría” requiere ser mejorado y que se carece de mobiliario para los alumnos.

. . .









http://www.agenciadenoticiasdelperu.com/













Con la tecnología de Blogger.