Ads Top

VECINOS DE CASTILLA EN PIURA LIMPIAN CALLES DEL DISTRITO TRAS INUNDACIÓN

Provisto de escobas, recogedores, lampas y carretillas, decenas de vecinos organizados del distrito piurano de Castilla protagonizaron hoy la campaña de limpieza “Limpiemos juntos la tierra de Grau”, tras la inundación que padecieron a fines de marzo.

Con apoyo de maquinaria pesada proporcionada por el gobierno regional y los ministerios de Vivienda, Agricultura, entre otros sectores, los pobladores empezaron muy temprano una jornada que les demandará más de ocho horas para retirar toneladas de lodo.

También de desmonte, objetos domésticos y de diverso material que quedó acumulado en la vía pública tras la evacuación de las aguas anegadas que alcanzaron alturas de más de metro y medio.

La jornada se desplegó en el Cercado de Castilla, desde la avenida Guardia Civil hasta Independencia, así como en toda la segunda etapa de la urbanización Miraflores y a inmediaciones de la urbanización Monterrico.

También se dio en la avenida Grau, Amazonas y Jorge Chávez (ex canal de Balarezo). Tras el recojo de inservibles, con el apoyo de la cisterna de la Empresa Prestadora de Servicios de Saneamiento Grau, se realizó la desinfección con hipoclorito de calcio al 70 por ciento, para reducir la presencia de vectores que puedan generar enfermedades en la población.

Javier Ipanaqué, coordinador de una de las brigadas de limpieza, afirmó que primero se eliminará todo tipo de residuos sólidos, luego vendrá el operativo de retirar el lodo acumulado.

“Esta campaña continuará en las siguientes semanas hasta retirar todo el barro, desmonte y objetos inservibles acumulados en las calles tras la emergencia. Todos queremos limpia nuestra ciudad y solo unidos vamos a lograrlo”, manifestó.

En ese sentido, instó a la ciudadanía a sacar sus desechos a las avenidas principales de su sector y colaborar para que Castilla luzca nuevamente limpia y ordenada.




TwitterFacebookGoogle Plus



http://www.agenciadenoticiasdelperu.com/

Con la tecnología de Blogger.